top of page

Hablemos de Medicina Personalizada


¿Qué es la Medicina Personalizada?


La medicina personalizada aborda las enfermedades teniendo en cuenta las características individuales de los pacientes según su genética, factores clínicos, ambientales y estilo de vida.

Un sinónimo que se utiliza con frecuencia para “Medicina Personalizada” es “Medicina de Precisión”, pero a veces también se utilizan otros términos como “Medicina Genómica Personalizada”, “Medicina Individualizada”, “Medicina Personalizada de Precisión”, etc.






La genética y la genómica estudian el conjunto del material genético presente en un individuo y juegan un papel muy importante en el surgimiento de la medicina personalizada, porque nos proporcionan una visión molecular muy específica de las diferencias entre individuos. Esto permite realizar predicciones individuales sobre el riesgo de enfermedad y de este modo planificar una estrategia de prevención adecuada para cada individuo. También nos permite la posibilidad de escoger el medicamento correcto, en la dosis indicada, para la persona adecuada y en el momento idóneo, en lugar del actual enfoque de la "talla única" en terapia farmacológica.

Aplicaciones de la Medicina Personalizada

1. El diagnóstico de enfermedades genéticas:

Una enfermedad genética es un trastorno que se origina debido a una alteración en un gen. Existen miles de enfermedades genéticas y se están descubriendo aún más cada día.

Nuestro cuerpo está compuesto por miles de millones de células y cada una contiene un conjunto de genes. Los genes son las “instrucciones” del organismo que nuestro cuerpo lee, para elaborar las proteínas celulares. Las proteínas son los pilares o cimientos de los componentes de nuestro cuerpo, lo ayudan funcionar adecuadamente y a mantenerse sano. Los genes se heredan (son transmitidos de padres a hijos); por eso compartimos características biológicas con nuestros padres, determinando muchos de nuestros rasgos (color de los ojos, estatura, etc).

Los genes que han sufrido alguna alteración o modificación reciben el nombre de genes mutados (o mutaciones). Muchas enfermedades ocurren cuando faltan, sobran genes o se altera la información de un gen.

Algunos de estos problemas genéticos se heredan de los padres. Por ejemplo, el gen que ayuda al cuerpo a fabricar hemoglobina, una proteína necesaria para que los glóbulos rojos trasporten oxígeno puede estar alterada, desencadenando enfermedades como la talasemia, en la que los glóbulos rojos tiene una forma alterada debido a esa mutación heredada. En esta enfermedad los pacientes sufren anemia, en la cual la persona tiene una cantidad reducida de glóbulos rojos sanos y por tanto sufre cansancio y debilidad. La anemia falciforme es otro tipo de anemia que también se trasmite de padres a hijos a través de los genes.


Ante la sospecha que un paciente tiene una enfermedad genética concreta, es posible analizar su perfil genético para ver si es portador de una mutación en el gen responsable.



El diagnóstico genético se puede realizar en cualquier momento de la vida, desde antes del nacimiento hasta la vejez, según el momento en que aparezcan las características de la afección y la disponibilidad de las pruebas.


En ocasiones, tener un diagnóstico puede orientar las decisiones de tratamiento y su manejo. También puede ayudar a detectar si otros miembros de la familia pueden verse afectados o en riesgo de padecer un trastorno específico. Incluso cuando no hay tratamiento disponible para una afección en particular, tener un diagnóstico puede ayudar a las personas a saber qué esperar, como prevenir complicaciones y puede ayudarlas a identificar recursos útiles de apoyo.

Uno de los mayores retos de las enfermedades raras es su dificultad de diagnóstico, debido al peregrinaje, a través de diferentes consultas y médicos, que numerosos pacientes y sus familias tienen que hacer antes de recibir un diagnóstico adecuado, debido al desconocimiento en general de este tipo de enfermedades. Aproximadamente un 80% de las enfermedades raras están producidas por una alteración en el material genético, por lo que las herramientas genéticas de diagnóstico actuales han favorecido la identificación y caracterización de muchas de estas enfermedades. Aun así, para otras enfermedades muy poco frecuentes, de síntomas poco conocidos y con herencia clara, pero sin gen conocido, sigue la búsqueda constante de genes o regiones del genoma no estudiadas a través de nuevas tecnologías y estrategias de análisis. Tal es el caso de uno de los subtipos de los síndromes de Ehlers-Danlos (SED), un tipo de trastorno hereditario que afecta el tejido conectivo (proporciona soporte a los órganos del cuerpo y los mantiene en su lugar). En función del gen afectado, existen 13 subtipos de SED. Se conoce la alteración genética para todos los subtipos, excepto para el SED subtipo hiperlaxo ó hipermóvil (SEDh).


2. La farmacogenética:

A partir del perfil genético se toman decisiones sobre qué fármaco puede ser más beneficioso en un paciente y evitar que se puedan presentar efectos secundarios perjudiciales. Hace referencia a la influencia de la variabilidad genética en la respuesta a los medicamentos.


El 90% de los medicamentos son metabolizados por enzimas hepáticas codificadas por uno de los genes de la familia CYP450. Actualmente, se pueden realizar pruebas farmacogenéticas en más de 200 medicamentos.



Entre los ejemplos más conocidos de fármacos en los cuales se han identificado variantes genéticas que modifican su respuesta se encuentran los fármacos opioides como la codeína o el tramadol. En el caso de la codeína para funcionar bien necesita que el cuerpo sea capaz de convertirlo en morfina a fin de activarlo y aliviar el dolor. Alrededor de un 15 a 20 % de la población no tiene la capacidad de metabolizar la codeína en morfina, debido a su variabilidad genética. Eso significa que esas personas no encuentran el alivio que necesitan para su dolor, ni siquiera cuando toman el medicamento exactamente como se les recetó. Por otro lado, en las personas que metabolizan muy rápido el fármaco, advertiremos un pico elevado en sangre de su metabolito activo, que condicionará no sólo un mayor alivio del dolor sino también mayor incidencia de náuseas y otros efectos adversos graves, incluso empleando dosis estándar de codeína. En niños las consecuencias de la intoxicación podrían ser mortales si no se diagnostica y se trata de inmediato.

Por lo tanto, realizar una determinación de las variables genéticas del metabolismo de los medicamentos puede ser muy relevante antes de iniciar el tratamiento farmacológico.


3. La prevención y detección del riesgo:

Actualmente sabemos que algunos genes pueden hacernos más susceptibles a determinadas enfermedades cardiovasculares, neurodegenerativas, mentales y determinados tipos de cáncer.

En el plano oncológico, sabemos que en el ADN de algunos pacientes puede presentarse una mutación en la línea germinal (ovulo y espermatozoide), lo que significa que una mutación concreta está provocando la susceptibilidad de una persona a desarrollar un tipo concreto de cáncer a lo largo de su vida. Por ejemplo, la alteración en el gen BRCA causa una predisposición particular a sufrir un cáncer de mama o un cáncer de ovario en algún momento de la vida. Una mujer con una alteración en el BRCA puede transmitir esta alteración a sus descendientes de sexo femenino, de modo que sus hijas y las siguientes generaciones de mujeres pueden heredar esta predisposición. Las mutaciones que no se producen en la línea germinal se denominan mutaciones somáticas, que son mutaciones adquiridas y normalmente solo se encuentran en el tumor. Al contrario que las mutaciones en la línea germinal, las mutaciones somáticas no se heredan.


Seguramente habrás oído hablar de la historia de la actriz Angelina Jolie y el cáncer de mama. La conocida actriz reveló que se había sometido a una mastectomía profiláctica (extirpar ambos senos) y posteriormente de ovarios, tras saber que era portadora de mutación en los genes BCRA1/2.

Es importante conocer lo suficiente sobre estos genes y el riesgo que implica la mutación en ellos para tomar la decisión más adecuada en cada caso. El asesoramiento genético fue importante para evaluar el riesgo de desarrollar la enfermedad, en su caso el riesgo de desarrollar cáncer de mama era de un 87% y de ovario un 50%. La decisión de Angelina reduce las posibilidades de sufrir cáncer de mama u ovario en el futuro, pero no es la única opción.

Aclaramos que las mutaciones BCRA 1/2 aumentan dramáticamente el riesgo de cáncer de mama y ovario. Sin embargo, estas mutaciones son infrecuentes dado que la mayoría de estos tipos de cáncer se deben a mutaciones genéticas que no son hereditarias.

Por lo tanto, si el estudio genético confirma que se tiene un riesgo incrementado de padecer cáncer de mama y ovario se pueden tomar opciones preventivas para reducir tu riesgo. No obstante, la presencia de la mutación en no significa que se vaya desarrollar cáncer.


Otro caso es el del actor Chris Hemsworth, que ha comunicado recientemente que ha heredado de sus padres dos copias del gen APOE4, lo cual significa que tiene más riesgo de sufrir la enfermedad de alzhéimer que la población general, pero eso no quiere decir que necesariamente vaya a sufrir la enfermedad.


Es importante destacar la importancia de estar alerta ante la presencia de antecedentes de una enfermedad en la familia y recurrir al asesoramiento genético.


4. Identificación y detección de biomarcadores:

Para el diagnóstico, pronóstico, desarrollo de terapias dirigidas y respuesta a los tratamientos.

Un biomarcador es aquella sustancia utilizada como indicador de un estado biológico común, un proceso patológico o una respuesta a un tratamiento.

Una de las áreas que más se ha beneficiado de la detección de biomarcadores es la oncología. Actualmente es posible detectar la presencia de células malignas y/o de sus productos con un simple análisis de sangre. La detección de estas moléculas de ADN, ARN y proteínas presentes en sangre, así como la identificación de células tumorales circulantes no solo sirven como biomarcadores diagnósticos, sino que además son de gran utilidad para la monitorización de la respuesta al tratamiento o la detección precoz de recaídas.

Por otra parte, cada tumor presenta mutaciones particulares que lo pueden hacer resistente o sensible a diferentes tratamientos, es posible que algunos tratamientos como las terapias dirigidas y las inmunoterapias solo sean eficaces para las personas cuyo cáncer tiene ciertos biomarcadores.

El tratamiento dirigido permite definir la mejor estrategia terapéutica para cada paciente, en cada momento evolutivo de la enfermedad. Su objetivo es atacar partes específicas de las células cancerosas y las señales que las proteínas envían a las células cancerosas, que hacen que crezcan y se dividan sin control.

Por ejemplo, las personas con cáncer que tienen cambios genéticos específicos en el gen EGFR reciben tratamientos dirigidos a esos cambios con un medicamento que se llama inhibidor del EGFR. En ese caso, el uso de las pruebas de biomarcadores podría descubrir si el cáncer de la persona tiene un cambio en el gen EGFR que es posible tratar con un inhibidor específico del EGFR.


¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tus comentarios.


Suscríbete a nuestro boletín de noticias mensual.


Referencias:

1. Conclusiones del Consejo sobre la medicina personalizada para pacientes. Consejo Europeo (2015 / C 421/03).

https://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/PDF/?uri=CELEX:52015XG1217(01)&from=EN

2. Medicina Personalizada. National Human Genome Research Institute. https://www.genome.gov/es/genetics-glossary/Medicina-personalizada

3. Roden DM, Tyndale RF. Genomic medicine, precision medicine, personalized medicine: What's in a name? Clin Pharmacol Ther 2013;94:169–172.

4. Relling, V.M. and Evans, E.W. (2015). Pharmacogenomics in the clinic. Nature, 526(7573): 343-350. DOI: 10.1038/nature15817

5. Claussnitzer M, Cho JH, Collins R, Cox NJ. et al, 2020. A brief history of human disease genetics. Nature 577:179–189. doi:10.1038/s41586-019-1879-7.

6. GEICAM https://www.geicam.org/

7. SEOM Sociedad Española de Oncología Médica https://seom.org/info-sobre-el-cancer/cancer-de-mama

8. Aronson J.K., Ferner R.E. Biomarkers—A general review. Curr. Protoc. Pharmacol. 2017;76:9–23. doi: 10.1002/cpph.19

9. Biomarkers Definition Working Group Biomarkers and surrogate endpoints: preferred definitions and conceptual framework. Clin Pharmacol Therapeutics. 2001;69:89–95. https://doi.org/10.1067/mcp.2001.113989

10. Review of Opioid Pharmacogenetics and Considerations for Pain Management. Pharmacotherapy 2017;37(9):1105–1121.doi: 10.1002/phar.1986


Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page